TX Metronews - шаблон joomla Продвижение

YA LLEGA EL 20 DE ENERO

¿y a mí qué me importa que este al parecer loco venga a cuento? Pues asume las riendas de un país donde sus decisiones al mundo entero afectan. 

Por LUIS ERNESTO RUIZ CARDOZO

Y no solamente porque llegan las corralejas, hoy proscritas por algunos mandatarios pero llenas de entusiasmo por los que les gusta martirizar los novillos bravos, y donde algunos pagan caro sus borracheras.

Lo traigo a cuento porque es también el día en que Donald Jhon Trump se convierte en el 45 presidente de los Estados Unidos, siendo el primero más adinerado y viejo. Dice el sabio Google: el primero que no ha prestado servicio militar y quien no ha ocupado un cargo de gobierno por nombramiento o por elección popular; tampoco cuenta con un palmarés académico, apenas Bachelor en administración de la Universidad de Pensilvania, pero con la habilidad en los negocios para multiplicar las empresas que su madre generó.

Su admiración por el sexo opuesto lo convirtió en el accionista mayoritario del concurso de Miss Universo.

Siempre egocéntrico, xenófobo y ultragodo, sin saber de dónde sacó el odio a los inmigrantes, cuando su madre era de Escocia y sus abuelos alemanes, su primera esposa de origen Checa y la última, Melania, de Eslovenia.

Seguramente se preguntarán: ¿y a mí qué me importa que este al parecer loco venga a cuento? Pues asume las riendas de un país donde sus decisiones al mundo entero afectan. De entrada ya tiene casada pelea con los chinos por haber afectado la manufacturación en los EE UU, se metió en forma con los latinos especialmente con los mejicanos, afectó a los judíos en Israel; está dispuesto a desconocer los acuerdos comerciales con varios países. Poco le importará el problema del cambio climático generado por los desarrollos industriales. ¿Que generará en el mundo entero su deseo de hacer de nuevo un Estados Unidos Grande? Sin olvidarnos que algunos creen que somos el patio trasero de ellos. Ya las monedas de muchos países han sentido su presencia, los empresarios gringos han recibido con entusiasmo las posibilidades que se avecinan, las gentes de ingresos medios y bajos ven con preocupación el desmonte de programas sociales que Obama puso en marcha especialmente en la salud. Como dicen algunos: en todas partes se cuecen habas.